Merece la pena

Madrugar, sueño, frío….da igual. Te levantas, desayunas, preparas la bolsa y vas a entrenar. Haga el tiempo que haga, tengas más o menos pereza, vas igualmente.

Al terminar sabes que has hecho un buen entreno, que estás un poco más cerca de tu objetivo, te vas a casa con ese subidón característico que tanto gusta. Sabes que merece la pena. Un poquito más cerca….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s